La mejora en autonomía de las baterías de los vehículos eléctricos está haciendo que cada vez tenga menos sentido adquirir un vehículo híbrido enchufable.

Teniendo en cuenta estimaciones de grandes marcas automovilísticas y expertos en el sector, para 2020 los coches eléctricos tendrán baterías con una autonomía de 420 Km, que dista mucho de las decenas de kilómetros que un coche híbrido enchufable puede recorrer en su modo eléctrico.

Para el año 2025, se espera que con el desarrollo de baterías de electrolito sólido se alcancen los 700 Km de autonomía con lo que no será necesario cargar demasiadas veces los vehículos.