Construcción de una gran ruta con una extensión total de 30,23 km de conexión entre varias cascadas de agua existentes en la zona fronteriza del municipio, al este de la ciudad, destacando el Monte Siete, Salto da Pego, Cabroeira y el Pego del Infierno.

En una primera fase, se inicia por la construcción del Corredor Verde Transfronterizo de la Rabaça, que representa una longitud de aproximadamente 7,97 km, servirá de enlace peatonal a España (La Codosera), en el sentido de dar a conocer las plusvalías existentes en términos de recursos endógenos e identitarios presentes en el territorio, y promover un programa de visitación asociada a la naturaleza y a la forma de humanización de la raya ibérica, además de la señalética informativa y de la interpretación del paisaje y sus valores naturales, con enfoque de apoyo al disfrute y a la accesibilidad peatonal en seguridad a los lugares de difícil acceso, como por ejemplo pasadizos, cuerdas, palilladas…